martes, 22 de mayo de 2012

19 Mayo 2012. Anjovas y barracudas

Ese día coincidimos Jesús y un servidor, para afrontar otra jornada de pesca e intentar probar suerte con los palometones.
Al llegar y ver el mal estado del mar, no sabíamos si embarcar o quedarnos en tierra. Había mucho mar de fondo de levante, las olas rompían con fuerza en la orilla, pero como que no hacía viento y mar adentro las olas no se deshacían, decidimos embarcar.
Nada más empezar, intentemos pescar cebo vivo para tentar algún palometón.
Después de un buen rato, sin ninguna captura de buen tamaño. El “capitán” ( je je) del barco, empezó a encontrarse un poco mal, debido al meneo de la embarcación. Decidimos dejar de insistir, poner el motor en marcha para que nos diera un poco el aire y dedicar la jornada a pescar a curri con cebos artificiales y a spinning delante de un par de desembocaduras que tenemos en la zona.




Durante las primeras horas de la mañana, tuvimos varias picadas de barracudas.
Un poco antes del mediodía, cuando ya dábamos la jornada por concluida, dediquemos unos cuantos lances delante de una desembocadura y sí…




Nuestra primera anjova de la temporada.
Fueron capturas de pequeño porte.
La temperatura del agua ha subido bastante en los últimos días y eso es una buena señal.

4 comentarios:

  1. Enhorabuena por las capturas. A ver si el viento nos deja un rato tranquilos y no vuelve hasta el invierno. Desde S.Santa no hay quien le tosa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jonathan!!
    Esperaremos a que nos acompañe un poco el buen tiempo.
    Saludos!
    Jordi

    ResponderEliminar
  3. Según que dias, ¿ a quien no le ha cogido la "tontería"?. Con una buena captura, se le pasan a uno todos los males.
    Saludos
    Alex

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que razón que tienes Alex, una captura puede curar muchos males.
      Saludos!
      Jordi

      Eliminar