lunes, 14 de noviembre de 2011

14 Noviembre 2011 Melvas y Bacoretas

En vistas del éxito que tuvo Jesus el sábado, decidí pasar la jornada matinal en el mar.

Me embarqué pronto por la mañana en la Al Vento. La lluvia parecía dar una tregua, las previsiones así lo indicaban, pero el mar sólo me respeto un par de horas, luego me tuve que ir ya que se ha levantado muy mala mar.

La táctica era cargar las cañas de spinning y jigging ligero para comenzar a mover artificiales, gran ERROR. Estrenaba mi nueva major craft con mi nuevo carrete New Certate. Cuando tenga tiempo abriré un post y os lo enseñaré más detenidamente.

Enseguida me encontré con varias pajareras. Cada tiro una pieza. He sacado una veintena de dobladas, hasta que al final he podido hacer entrar un sargo.


También una cántara pequeña.



Pero la parte más divertida quedaba para el final. Mezcladas entre los atunes han aparecido las melvas. Evidentemente no sólo me han picado éstas, sino que también me han entrado algunos de ellos, rompiéndome el fluorocarbono en todas las ocasiones. ERROR mío sólo traer equipo ligero, un fluorocarbono de más libras me hubiera librado de perder algun señuelo. La primera melva no tardó en salir.


Y así hasta tres piezas que he podido sacar, pero muchas más que se han desanzuelado en el combate.


Pero lo mejor estaba por llegar. Cuando tenía una cerca de la barca para cogerla con la sacadera, ha aparecido una sombra por debajo de ella que la embocado, se ha tragado mi melva y ha empezado ha sacar hilo hasta que como es evidente me ha roto. Adiós melva, adiós artificial y adiós atún.

A media mañana el mar se ha vuelto impracticable, era imposible hacer espumas yo solo en la barca, porqué las olas venían muy largas y grandes y me subían encima de la piedra. Era muy peligroso. Así que he decidido dejarlo para otro día.


2 comentarios:

  1. No paras Ivan! estás más tiempo en el mar que a tierra firme!jejeje!
    Buenas capturas y esperamos el post del nuevo juguete.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hay que aprovechar, que cuando entren los vientos de norte nos tiramos una semana sin poder salir.
    Saludos

    ResponderEliminar